Un endulzante natural

A los 18 años, Javier Larragoiti recibió una terrible noticia de su padre: “soy diabético”, le dijo. Así fue como pasó de verlo jovial y alegre a cansado y triste. El azúcar era tal parte de la vida de su papá, que aún diagnosticado seguía consumiéndolo.

Así empezó la travesía del emprendedor mexicano que creó con su empresa Xilinat un endulzante natural, el xilitol, que se ve y sabe como azúcar, pero que tiene propiedades benéficas para la salud: controla los niveles de glucosa en la sangre, es bajo en calorías y protege los dientes de la caries.

Este producto, reconocido por Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como una de las promesa en innovación en América Latina, podría ayudar a miles de diabéticos en México y el mundo, pues incentiva la producción en el cuerpo de insulina. Un avance nada menor en un país con altas tasas de obesidad y muertes por diabetes.

CUARTOSCURO

Cada año mueren más 98 mil mexicanos por diabetes, la causante del 15% del total de defunciones en el país, según datos de la Secretaría de Salud y el Inegi de 2017. Además, en México el 73% de los adultos y el 35% de niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, que es factor de riesgo para desarrollar diabetes.