Lo bara es de temporada

¿Sabías que consumir frutas y verduras de temporada ayuda a tu bolsillo y al medio ambiente? ¡Así es! Nos hemos acostumbrado a la amplia variedad de frutas y verduras que existen en el mercado durante todo el año, disfrutando casi cualquier alimento a lo largo de las cuatro estaciones, sin embargo apostarle a la compra de frutas y verduras de temporada genera grandes beneficios a tu bolsillo, al medio ambiente y a la economía local. Aquí te diremos unos cuantos beneficios y algunos ejemplos de frutas y verduras de temporada.

También te podría interesar: 5 hábitos saludables que te ayudaran a prevenir la diabetes.

  1. Incentivamos la reducción de fertilizantes e insecticidas, ya que para qué frutas y verduras se den fuera de temporada es necesario el uso de agroquímicos que no sólo dañan el suelo sino la salud. 
  2.  Consumimos alimentos ricos en nutrientes, pues estos se encuentran en su mejor momento de consumo, además de que su olor, sabor y color mejoran mucho.
  3. El precio disminuye por oferta y demanda, además apoyamos a productores locales. 
  4. Reducimos las emisiones de dióxido de carbono. 
  5. Respetamos el ciclo natural de cada fruta y verdura. 

Pero, ¿Cuáles y en qué momento podemos encontrar ciertas frutas y verduras? Recordemos que estas responden a las condiciones climáticas por lo que cada estación nos ofrece múltiples opciones.

Primavera, esa estación llena de música y enamoramiento, le damos la bienvenida a parir de marzo y se sigue hasta algunos días de junio y durante esta temporada podemos encontrar una amplia variedad de verduras y frutas: naranjas, fresas, frambuesa, albahaca, melocotón, tomates, jengibre, coliflor, espárragos, papaya, lichí, espinacas.

Verano como dirían por ahí, es esa estación donde no hay cocido malo, gracias a las lluvias de primavera los productos agrícolas están en su mejor punto y es tanta la variedad que podemos encontrar durante finales de junio hasta inicios de septiembre: mango, ciruela, melón, sandía, pera, arándano, pimientos, dátil, calabacín, zanahoria, pepino, higo, piña, maíz.  

Otoño, como diría Joaquín Sabina, el otoño dura lo que tarda en llegar el invierno, abarca los meses de septiembre, octubre, noviembre y parte de diciembre, durante estos meses podemos encontrar: granadas, manzanas, mandarina, brócoli, hinojo, berenjena, berro. 

Por último, cuando noviembre acaba, el invierno empieza y aunque la temporada puede resultar difícil para la producción agrícola podemos encontrar verduras y frutas ricas en nutrientes: betabel, pera, calabaza, rábano, espárragos, coliflor, níspero, algunas lechugas, dátil. 

Tal vez te podría interesar: 10 alimentos permitidos en tu dieta keto.

Así que ya lo sabes, muchas frutas y verduras permanecen largos períodos debido a que las temporadas se alargan, sin embargo muchas de ellas se encuentran en su mejor punto en sus debidas temporadas.

Realizó: Equipo de Xilinat (María Esquitín). 

Referencias: S/N, (S/F), ¿Por qué consumir fruta y verdura de temporada?, Recuperado de: https://www.wearephenix.com/es/blog/2021/08/31/por-que-consumir-fruta-y-verdura-de-temporada/ 

S/N, (2021), Cinco razones por las que deberías elegir siempre frutas y verduras de temporada, Recuperado de: https://www.eleconomista.es/status/noticias/11121656/03/21/Cinco-razones-por-las-que-deberias-elegir-siempre-frutas-y-verduras-de-temporada.html 

S/N, (S/F), Calendario de temporada: qué frutas y verduras comer cada mes, Recuperado de: https://www.cuerpomente.com/alimentacion/calendario-anual-frutas-verduras-temporada_1684 

Juntos por una economía circular

Como sabemos, la economía es un factor clave y es parte fundamental de nuestro día a día, pero ¿Sabías que el modelo actual es lineal? Así es, es un modelo que se basa en la extracción, producción y desecho de los bienes; como diría Baumann, sociólogo polaco, líquido y con esto no nos referimos a la liquidez monetaria, sino al uso efímero y desechable de aquellos objetos que aún tienen vida útil. 

Por lo ya mencionado te queremos invitar a conocer sobre la economía circular, una apuesta a la transformación y aprovechamiento de recursos; donde la reducción de residuos se vuelve sinónimo de aprovechamiento. Aunque la propuesta nace desde los años 80´s, de un tiempo para acá se ha vuelto una tendencia en muchos países y aquí te explicamos por qué. 

También te podría interesar: ¿Sabes que son las 7 r?

Además de motivar a los individuos al consumo responsable, busca que estancias privadas y públicas adopten estrategias de extracción, producción, consumo, reparo, reuso y reciclaje, por lo que no sólo es una propuesta económica, sino social y ambiental colectiva.

Con esto se pretende reconocer la importancia de la participación de cada uno, pues todos formamos parte de la cadena de consumo. Dentro de esta propuesta existen tres principios, los cuales son:

  • Eliminar los residuos y la contaminación desde el diseño. 
  • Mantener los productos y materiales en uso. 
  • Regenerar sistemas naturales. 

Pero, ¿Qué tipo de beneficios podemos tener al adoptar este modelo? 

  • Ahorro de dinero. 
  • Aprovechamiento máximo de los recursos. 
  • Rentabilidad para empresas. 
  • Reducción de costos. 
  • Reducción de la explotación de recursos. 

También te podría interesar: Recicla, reutiliza y gana con Xilinat y Ecolana

Ahora que ya sabes esto, recuerda que tu participación en actividades como compra/venta de artículos de segunda mano, reciclaje, reparar nuestros electrodomésticos,  incluso cuestionarnos el proceso de producción, son acciones que ayudan a tu economía y al planeta.

Realizó: Equipo de Xilinat (María Esquitín). 

Referencias:  Procuraduría Federal del Consumidor, (2021), Economía Circular, Recuperado de: https://www.gob.mx/profeco/es/articulos/economia-circular?idiom=es  

SEDEMA, (2022), Transición a la economía circular, Recuperado de http://www.sadsma.cdmx.gob.mx:9000/circular/